Guía de Nutrición

Guía de Marcas

Alga Chlorella

La Chlorella es un alga microscópica unicelular que, debido a sus beneficios para la salud, es considerada como un buen alimento. Su tamaño y forma se asemejan al de un glóbulo rojo, pues son algas diminutas y redondas. La designación de su nombre se debe a que esta planta, a diferencia de todas las demás plantas del mundo, contiene la mayor cantidad de clorofila, presentando siempre un color verde oscuro.

La Chlorella presenta una capa fibrosa que la recubre y que cumple dos funciones: proteger las membranas celulares (hasta que el alga esté seca) y proteger los nutrientes del agua, debido a que la chlorella absorbe y retiene todos los nutrientes y minerales de aquella. Se dice que la chlorella es un súper alimento, y esto no en vano ya que contiene propiedades y nutrientes muy provechosos para el consumo humano. Entre estos nutrientes encontramos: minerales, aminoácidos, ácido nucleico, un alto porcentaje de clorofila, proteínas de alta digestabilidad y factores nutricionales como enzimas, polisacáridos y esteroles.

Uno de los usos más comunes de la chlorella de sede a que ésta puede desintoxicar el organismo de metales pesados como el Mercurio que, por ser una neurotoxina, ocasiona numerosas patologías, dañando principalmente el cerebro, el sistema nervioso central y los riñones; por ende, esta alga desintoxica el cuerpo al unirse a las toxinas y eliminarlas completamente del cuerpo. La lista de beneficios que se obtienen del consumo de esta alga no es pequeña; entre estos beneficios, además de los arriba mencionados, encontramos que la Chlorella: fortalece el sistema inmune; normaliza el azúcar en la sangre y la presión arterial; proporciona energía y resistencia; desintoxica el organismo incluso de la radioactividad; aumenta la capacidad de memoria; posterga el envejecimiento; facilita la digestión de alimentos; mantiene la presión arterial en rangos saludables; fortalece los músculos y las articulaciones; repara y fortalece los tejidos del cuerpo; elimina el mal aliento, alivia el estreñimiento; protege del daño que provocan las toxinas; acelera el proceso de curación de heridas y úlceras; mejora el sistema inmunológico y reduce el riesgo de cáncer.

Rica en proteínas (la chlorella es 60 % proteína), esta alga es de gran beneficio para los vegetarianos y veganos que buscan suplir las proteínas y vitaminas necesarias a partir de una fuente no animal. Medicinalmente la Chlorella puede prevenir o curar muchas enfermedades, entre las cuales se encuentran la hipertensión, anemia, diabetes, estrés agudo, fibromialgia y el cáncer de hígado.

La gran cantidad de beneficios para algunos problemas y enfermedades (mejorar a la sensibilidad de la insulina; desintoxicación; diabetes; hipertensión; anemia y demás) han potenciado no sólo el interés por el estudio e investigación de las propiedades y beneficios de esta alga, sino también su consumo como “súper alimento” que ayuda al bienestar de muchas personas en el mundo.