El Ginkgo Biloba para que sirve

feature-top

El Ginkgo Biloba, también conocido como árbol de los cuarenta escudos, Es un árbol caducifolio de porte mediano, cuya longitud puede alcanzar 35 metros de altura, conformado por uno varios troncos en los cuales se posan sus ramas gruesas y rígidas y su corteza varía entre un color grisáceo y pardo oscuro.

Sus propiedades medicinales se encuentran en las hojas de este exótico árbol, ya que de ellas se obtiene un extracto que posee flavonoides (quercetol, kenferol y demás), lactonasterpénicas (ginkgólidos) y fitosteroles, los cuales, al ingerirse, aumentan la circulación sanguínea central y periférica, logrando una eficiente irrigación de los tejidos orgánicos. Debido a que las personas maduras o seniles pierden la capacidad para irrigar satisfactoriamente los tejidos (hecho que, al afectar directamente al cerebro, provoca la pérdida de la memoria, cansancio, confusión y depresión), el extracto de las hojas del Ginkgo Biloba es muy beneficioso para aquellas personas que padecen estas molestias físicas y mentales. En efecto, aminorando esos síntomas arriba mencionados, el consumo de Ginkgo es bastante eficiente para la irrigación en el corazón y las extremidades.

Por otro lado, gracias a los flovonoides, que, además, tienen una función “antiagregante”, esto es, que reducen el aglutinamiento de las plaquetas, disminuye el riesgo de una trombosis, ya que evitan la formación de coágulos en las venas y arterias; y, por esa misma función de los flovonoides, se logra una óptima recuperación de accidentes cerebro-vasculares y crisis cardiacas. Por ende, los flovonoides son bastante benéficos ya que actúan como neuroprotectores, vasodiladores a nivel periférico, antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético y antioxidante.

Este árbol, tradicional de la China, produce unas semillas que sirven para combatir las flemas en ataques asmáticos y bronquitis, para apaciguar le incontinencia urinaria, la inflamación de vejiga, la candidiasis vaginal, como tónico renal y revulsivo sexual. En relación a esto, muchos medicamentos se fabrican a partir de esas semillas. Como un remedio para la fitoterapia, la homeopatía y los trastornos asociados a los déficits de circulación sanguínea a nivel cerebral, el Ginkgo biloba se considera una eficaz receta natural para combatir tales enfermedades.

Asociados a los anteriores beneficios encontramos, aunque no comprobado científicamente, también que este arbusto oriental, con sus variadas propiedades, sirve para tratar la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia; mejorar los problemas cognitivos que padecen algunos adultos y ancianos; reducir la falta de concentración en niños y jóvenes; mejorar la respuesta dolorosa al frío (síntoma propio del síndrome de Raynaud); mejorar la disfunción sexual; combatir el vértigo y los mareos; combatir los síntomas del síndrome premenstrual; ayudar a tratar el glaucoma y mejorar la visión en personas con diabetes.  

por: Jhon Jairo Benavides Acosta
 

Consejo del día

No uses toallas para secar tu cara

Despúes de ducharte o de tu rutina de limpieza no uses toallas para secar tu cara, dejala que se seque naturalmente y en cambio aplica un poco de crema humectante.Asi lograrás mayor hidratación ya que los productos de belleza penetran mejor sobre la piel húmeda y evitarás que las bacterias que se acumulan en las toallas le hagan daño a tu piel.

Más Consejos»